in

Calidad, sabor y tradición, en la Botica

Situado en la calle más céntrica del pueblo, en este encantador lugar, podrás saborear una cervecita fresquita con unas tapitas o almorzar en su terraza exterior.

Si lo prefiere, degustar los sabores de nuestra tierra en un salón restaurante con aire acondicionado y reservado. En este mágico lugar fue regentada la antigua botica del pueblo, hoy una construcción rehabilitada del siglo XVI, época de auge de las almadrabas del duque de Medina Sidonia. Un rincón extraordinario con una carta exquisita.

Una gran selección de las mejores cosechas de vinos para acompañar el pescado plancha o frito, mariscos, productos ibéricos y sobre todo el excelente atún de almadraba, con profesionales dando el mejor servicio.

Esta publicación fue creada con nuestro sencillo creador de publicaciones. Sube un link!

¿Cuántos puntos le damos?

Abacería De Norte a Sur; Manjares de Dioses

Eduardo Guirola: “En Zahara de los Atunes, la unión hace la fuerza